viernes, 11 de noviembre de 2011

enferma

Torpe.
Mi silencio como único aliado (mentira que quiero creer)
Quedarse llena de palabras que jamás van a SER.
Indigestarse.
Tambalear.


Dudar.
Temer.


Todo desaparece - hasta los sueños-


La quietud apaga.


Quieta y adormecida.


Adentro: aturdida
Afuera: silencio sepulcral.


Sonrío
soy incoherente
sigo por caminos que debería abandonar, llenos de malezas....
y lo turbio es peligroso.
Lo que no se habla es turbio.
Lo que se calla enferma.


Estar enferma de callar los gritos que implotan y desangran.




Roxana 

9 enredados:

zel dijo...

Cuanto tiempo, Rox, demaqsiad, no suele resultar bueno para la salud callar... Besos!

Laucha dijo...

Cuánta razón.
Y cuan rápido nos olvidamos de las sueños...



HolaRo

angélica beatriz dijo...

Es verdad, querida Roxana. Nunca quedarse con el sentimiento dentro, que se pudre y termina por amargar el corazón.

Un beso.

Niño Errante dijo...

A veces, callarse implica tragar mierda. Y no está bueno.
Cordialmente,
Yo.

mi dijo...

Todo lo que entra tiene que salir!

Manco Cretino dijo...

Mis más sinceras..., gente. Esto de lo navideño puede ser contagioso. ¡Salud por ello!
Manco Navideño (pero aun Cretino)

Manco Cretino dijo...

Visto y considerando, ojalá que el año 2012 nos encuentre... bah, con que nos encuentre, ya me conformo (solo pido que no sea cagando... je)
¡Salud... y buen provecho!

patxi dijo...

Yo te entiendo esa mudez...
Saludos y feliz 2012.

Clip dijo...

Bueno no creo que los sueños desaparezcan mas bien se esconden entre las neuronas ...

Un abrazo !!